mail-1048452_1920

Cómo lograr que abran tus emails y no los manden a la basura

Cada día nuestra bandeja de entrada es bombardeada con publicidad e información que no nos interesa, por lo que la mayoría de los emails acaban en la papelera de nuestro correo electrónico, si no han quedado antes retenidos en la carpeta de spam o correo no deseado. Y es que el tiempo es oro, y no queremos perderlo.

¿Cómo puedo lograr que lean mis emails?

Tenemos un producto que es realmente bueno, muy bueno. Nosotros sabemos que es bueno. Pero no es suficiente queremos que todos lo sepan y decidimos crear una campaña por email. Entonces nos encontramos con el primer problema: la bandeja de entrada.

Para que nuestros emails pasen el filtrado Bayesiano y no acaben en la bandeja de spam debemos evitar utilizar en el nombre del asunto términos como Gratis, temas relacionados con ayudas económicas y palabras en negrita de color rojo.

Además, debemos comprobar que todas las direcciones a las que vamos a enviar la campaña son reales y no debemos realizar envíos masivos. Recomendamos enviar los correos en lotes desde servidores de confianza o plataformas de envío como Sendinblue o MailChimp.

envelopes-28957_1280

Quiénes somos

Debido a los fraudes y amenazas de virus, para que alguien abra tu email debe saber quién eres y que eres de fiar.

Crear una marca sólida de confianza lleva su tiempo. La honradez y el servicio de atención al cliente son tu mejor carta de presentación. No los pierdas nunca. Tus clientes, no las compras que hagan, deben ser tu prioridad.

Asunto

Una vez identificado que somos nosotros los que enviamos el email, el usuario quiere saber por qué les estamos escribiendo. De un solo vistazo buscará el asunto del email y si no lo interesa lo borrará sin abrirlo.

Para evitarlo debemos ser breves y concretos en el título de nuestro email y a la vez impactarles.

Utiliza títulos que impacten, sorprendan, emocionen, despierten la curiosidad, formulen una pregunta, incluyan datos estadísticos y por qué no, les hagan reír. Pero no olvides nunca, sólo abrirán tu email si reciben su contenido les va a aportar algo positivo en su vida.

Algunos de los títulos que podemos usar empiezan con las frases: “Cómo lograr que…”, “5 formas de…, “Los 10 mejores consejos para…”, “Cómo…y no morir en el intento”, “Quedan 5 días para que…”, “Los díez mejores…del 2015”, “Cómo ser feliz en 5 pasos”.

Cuerpo del mensaje

Sé directo y creativo. Usa la imaginación pero no aburras. Di lo que esperas de ellos (que se aprovechen de una oferta, se apunten a un evento…) de una forma original.

Para evitar que nuestro email sea considerado como spam la mayor parte del email debe ser texto plano, la proporción de imágenes del contenido no debe superar a la del texto.

Utiliza los medios visuales con un toque de buen humor, nos encantan las imágenes impactantes y nos encanta reír.

Como ya hemos mencionado, piensa en tus clientes y mímales, les estamos escribiendo no para vender, sino para ofrecerles una promoción que pueda interesarles porque nos importan, por lo que, aunque suene raro, debemos centrarnos en el cliente y no tanto en la parte promocional o comercial.

Para ello, en vez de incluir archivos adjuntos o saturarles con decenas de enlaces hacia nuestra web, incluiremos como máximo uno o dos enlaces que apunten directamente a los productos o servicios de los que queremos hablarles en ese momento.

No les escribas únicamente para ganar dinero, escríbeles de vez en cuando simplemente para agradecerles la confianza que han depositado en ti. Demuéstrales que te importan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *